Historia del toldo

4th noviembre, 2015

El toldo moderno nació a finales del S XX alrededor de 1889, de la mano de la empresa francesa A. Fabre quienes confeccionaron los primeros toldos de brazo tal como los conocemos hoy.

En 1936 la empresa catalana Estape S.A Canut y Gracia con una gran visión de futuro, decidió importar estos diseños a España.

Los sistemas de costuras que en aquellos tiempos se utilizaban fueron copiados de las fábricas de redes, consiguiendo una producción totalmente artesanal, ya que eran cosidos con hilo y aguja tal y como se remendaban las redes de pesca.

Pero uno de los principales inconvenientes de aquellos años, era que la confección de los toldos con hilo y aguja, representaba que a la larga esos hilos se pudrieran, y más si estaban expuestos a la intemperie, como era el caso del producto en sí, e inevitablemente las costuras terminaban rompiéndose por más fuertes que estas pareciesen.

Este sistema de confección del toldo tan artesanal ha durado hasta nuestros días, más específicamente hasta hoy, en que surge la nueva generación de toldos que se confecciona sin costuras, lo que se traduce en un gran descubrimiento, porque ya no hay hilos que se puedan pudrir.

Y es que esta nueva producción de toldos del siglo XXI que se fabrica sin ninguna labor de zurcido, es debido a que se utiliza un nuevo método de termo sellado que los hace mucho más fuertes y resistentes, mucho más duraderos, y se conservan muchos más años que los anteriores.

Sin duda hoy en día tenemos los mejores toldos del mercado, después de casi dos siglos ya era hora que empezaran cambiar y evolucionar para el beneficio de todos los consumidores.

  • Archivos

  • Toldos Ourense